Ex gobernadores priistas en la nómina de los Zetas

en POLÍTICA

La Clínica de Derechos Humanos de la Universidad de Texas dio a conocer en un estudio que autoridades de Veracruz y Coahuila, de la PGR y otros funcionarios que tienen que ver con el sistema carcelario y de seguridad pública estaban en la nómina de Los Zetas.

Este grupo criminal, según el estudio, habría dado sobornos a los hermanos Moreira, Humberto y Rubén.

También la habría entregado dinero a Javier Duarte.

Los tres políticos fueron postulados por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y uno de ellos, Humberto, fue presidente nacional de ese partido.

El estudio está elaborado con testimonios de ex integrantes de Los Zetas que han sido sentenciados por jueces en los Estados Unidos.

Entre las revelaciones que se encuentran en las declaraciones de los ex Zetas, está la del control que esa organización criminal tenía del penal de Piedras Negras, en donde se habrían cometido graves violaciones a los derechos humanos.

El informe se titula “Control… sobre todo el Estado de Coahuila” y contiene información de la influencia de Los Zetas en miembros del Ejército, la PGR, las policías municipales y otras instancias de gobierno como PEMEX y la CFE.

En el estudio se menciona que un personero de este grupo criminal habría entregado recursos para la campaña de Fidel Herrera a la gubernatura veracruzana. Quien habría sido el “correo” para la entrega de ese dinero es Francisco Colorado, quien quería ser beneficiado con contratos de Pemex.

La empresa de Colorado es señalada como fachada para lavar dinero de Los Zetas.

Fidel Herrera ha desestimado las acusaciones, las cuales dice, son viejas y no se ha comprobado nada porque él nunca recibió dinero del crimen organizado.

El ex Gobernador de Veracruz aseguró que las declaraciones del testigo protegido que los acusa, fueron desechadas por una Corte en Austin, Texas.

Otro de los mencionados es Javier Duarte de Ochoa, ex Mandatario de Veracruz. Desde el inicio de la administración del más claro representante del Nuevo PRI, Veracruz comenzó a sentir la escalda de la violencia criminal, los secuestros fueron el pan de cada día, más la extorsión que tiene en todo el territorio jarocho, su mayor centro de operaciones.

De esta forma, con las declaraciones de criminales que operaron para Los Zetas, se revela que miembros del oficialista Partido Revolucionario Institucional en cargos de poder, permitieron, a cambio de sobornos, el crecimiento de la delincuencia organizada dedicada al tráfico de drogas, la extorsión, el secuestro, la trata de personas, el cobro de piso y muchos otros delitos. (elmananerodiario.com)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*