Zelaya gastó parte de gastos de campaña en empresa ficticia

en ACTUALIDAD

Zelaya gastó parte de gastos de campaña en empresa ficticia
El panista Fernando Levin Zelaya Espinosa, Integrante de la Comisión de Anticorrupción de la XV Legislatura, otorgó el 37 por ciento de sus gastos de campaña siendo candidato a la presidencia municipal de Othón P. Blanco, a una empresa fantasma denunciada ante la Procuraduría General de la República.
No ser favorecido por el electorado, hoy el ex diputado tiene denuncias en su contra por contratar una empresa de publicidad, acusada por desvirtuar recursos en el Ayuntamiento de Mérida, Yucatán.
Publicidad e Imagen del Sureste S. de R.L. de C.V., es integrante de una red de empresas fantasma con las que se desviaron más de 21 millones de pesos durante la administración del recién electo gobernador de Yucatán por el PAN, Mauricio Vila, según la denuncia interpuesta ante la Procuraduría General de la República.


Fernando Zelaya llegó al Congreso estatal en 2016 junto con el bono electoral de la alternancia, y ahí presidió la Comisión de Comunicaciones y Transportes y fue integrante de la Comisión Anticorrupción, pero solicitó licencia en abril pasado para buscar la alcaldía de Othón P. Blanco.
El panista destinó el 37 por ciento de sus gastos a Publicidad e Imagen del Sureste, es decir, 314 mil de los 845 mil pesos para publicitarse durante el proceso electoral.
En la carrera electoral, “El chino” Zelaya manifestó públicamente su intención de terminar con prácticas de corrupción y fortalecer los mecanismos de transparencia. Incluso, se declaró el único con calidad moral para hablar del tema.
“Lo que digan los demás candidatos sobre la transparencia y el combate a la corrupción, debe ser tomado con las reservas de alguien que no predica con el ejemplo”, sentenció durante una entrevista con medios de comunicación. “Las palabras convencen, pero el ejemplo es el que arrastra”, remató.
La denuncia promovida por el ex director del Rastro Municipal de Mérida, Santiago Alamilla Bazán, está cimentada solamente en documentos legales, pues no cuenta con infraestructura física ni recursos humanos o económicos para llevar a cabo tareas para las cuales fue contratada.
Alamilla Bazán recalcó que la compañía no se ubica en el domicilio que refieren los contratos y tampoco cuenta con trabajadores registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social.
“No es una empresa que exista o que sirva para lo que dice. Se creó apenas en 2015 y no presta sus servicios de manera regular”, aseveró.
Y explicó que entre los “múltiples servicios” que Publicidad e Imagen del Sureste facturó al Ayuntamiento de Mérida destacan servicios de conciertos, alimentos y bebidas, serigrafía y servidores de páginas web, entre otros.
De acuerdo con la información del Sistema de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral, los supuestos contratos entre la compañía y el “Chino” Zelaya, amparan la adquisición de calcas y gorras y espectaculares. Las otras empresas o personas morales a las cuales el aspirante panista entregó contratos durante su campaña fueron Ewith Laureano Colín, Jenifer Dianely Castillo Marín, Combustibles y Lubricantes Handall, así como Creativos Prácticos Sapi, según los reportes remitidos a la autoridad electoral.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*