Tres veces intentó suicidarse el cubano Luis Manuel Álvarez Adan, a la cuarta lo logró

en ACTUALIDAD

Cancún.- Fueron tres veces que intentó suicidarse el cubano Luis Manuel Álvarez Adan en su celda en el CERESO de Cancún, informaron fuentes oficiales de la Policía Estatal y la Fiscalía General del Estado.

A la cuarta lo logró.

1.- Día sábado 14 de Noviembre de 2015, hora 13:45, en área de albatros se estaba colgado con un alambre, específicamente en el baño de la celda 2-3

2.- Día 08 de Junio de 2018, hora 18:50 próximo al área femenil, sujetado del cuello con un lazo blanco y amarrado al lavabo

3.- Día 01 de Julio de 2018, hora 03:00 estaba en el suelo con ambas manos y cuello amarrado con hilos pada tejer hamacas, en la sección F, punto seis

En dichos intentos le brindaron la Resucitación Cardiopulmonar (RCP) reaccionando favorablemente.

De acuerdo al reporte el cuerpo de Luís Manuel Álvarez Adan fue hallado a las 0:40 horas de la madrugada del martes 1 de Julio con un cable de televisión enredado en el cuello y el extremo atado a la parte de arriba de la puerta de su estancia. Al parecer se arrojó al vacío y cayó semi sentado.

Estaba recluido desde 2014 acusado de los delitos de extorsión bajo la averiguación previa 570/2014 porque pretendió cobrar 300 mil pesos al empresario Juan Vergara para alejarse de su hermana.

Un noviazgo con la hermana de Juan Vergara terminó mal porque Luís Manuel agredía a la dama constantemente, motivo por el que terminaron la relación, pero el cubano quería dinero para alejarse de ella. De entrada lo consiguió pero quería más.

Luís Manuel Álvarez Adan exhibió al director del Por Esto Renán Castro Madera cuando lo grabó golpeando a su reportero y hablando pestes contra su compadre el gobernador en ese 2014, Roberto Borge. Difundió el video con el apoyo de la revista Luces del Siglo y a los pocos días fue detenido por la acusación de extorsión.

Había acudido a las oficinas del periódico en la avenida Andrés Quintana Roo para acusar a uno de los reporteros de haberlo extorsionado con 5 mil pesos.

El cubano se escapó de la delegación cubana en 1984 en España y radicó ahí y en Miami donde tuvo una hija, quien ha llegado a Cancún a reclamar el cuerpo de su padre. Ignoraba que estaba en prisiòn y pensaba que Luís Manuel era un empresario del área de buceo.

Fue escolta del jr Ivan Garibay Osorio, quien fue director jurídico del gobierno del Estado de la era Borge. Ahí ha narrado que fue testigo de los excesos y parrandas del junior junto con su compadre Roberto Borge.

Desde prisión envió una serie de misivas a la PGR, a la Presidencia de la República y a la Policía Federal para denunciar a un grupo de funcionarios que presuntamente tienen vínculos con el crimen que opera en Cancún y que lo tienen amenazado de muerte.

El reo envió un correo electrónico a la Embajada de EU el pasado 15 de septiembre. “Debe de ponerse en contacto conmigo un oficial del FBI, de la DEA o de Seguridad Nacional. Estoy en la cárcel de Cancún. Mi nombre es Luis Manuel Álvarez Adán.

“Trabajé como escolta de Roberto Borge Angulo, Gobernador de Quintana Roo, y tengo información de trasiego de cubanos desde las costas de Cuba hasta las costas de Quintana Roo y donde con la ayuda del Gobierno (de Quintana Roo) por un 45 por ciento de ganancias de millones de dólares hacen llegar a esos indocumentados a Estados Unidos”, anotó en el correo.

En esos mensajes indicó que también es testigo del cobro del 40 por ciento al crimen organizado para dejarlo operar.

“Yo escoltaba a Iván Eliud Garibay Osorio, director jurídico del gobierno del estado en la Zona Norte y amigo del Gobernador, (lo acompañaba) a cobrar dicho dinero en distintos puntos de Cancún

“La Policía nos daba apoyo por orden del ex Procurador Gaspar Armando García Torres y el ex director de la Policía Judicial Arturo Olivares Mendiola”, dijo.

Sobre Mendiola pesa una acusación por tortura contra el ex policía Héctor Casique, quien fue detenido arbitrariamente el 16 de marzo de 2013 y conducido de manera ilegal a los separos de la Policía Judicial del estado, donde fue torturado durante más de 30 horas y obligado a firmar una confesión de culpabilidad.

Casique señaló directamente a Olivares y cinco policías más que actuaron bajo las órdenes del jefe policiaco, según consta en las investigaciones y cuyo caso ha llegado a la CNDH, a Amnistía Internacional, a la CIDH y al Relator de la ONU contra la Tortura. (Periódico Reforma)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*