Con 94 años de edad, Pedro Vega Jiménez, contento con la construcción de su Vivienda Digna

en ACTUALIDAD

Chetumal.- Don Pedro Vega Jiménez, muy pronto a cumplir 94 años de edad, con total lucidez y con una sonrisa, observa el trabajo de un grupo de albañiles, al tiempo que comenta: “Fui a ver al gobernador Carlos Joaquín a la Audiencia Pública, hablé con él, le pedí que me ayudara con unas láminas para mi casita y el día de hoy ya me están construyendo una nueva, porque la que tenía se hundió”.

“Don Pedro” como es conocido por los habitantes de la colonia Primera Legislatura, es uno de los beneficiados por el Gobierno del Estado, por medio de la Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable, con la edificación de una casa digna, debido a que su hogar con el pasar de los años consumió su “vida útil”, originando que se hundiera.

Acatando esta tarea del gobernador Carlos Joaquín, el secretario de la SEDETUS, Carlos Ríos Castellanos ordenó a su equipo de trabajo para atender y dar solución a la petición de don Pedro, quien sentado bajo un árbol de nance nos comenta: “fui a la audiencia, tuve la oportunidad de platicar con el gobernador y le dije que su hermano Pedro Joaquín creó esta colonia, que era amigo de los pobres, él siempre nos visitaba, venía a platicar y tomar café a mi casa”.

“La casita que se hundió, la construimos mi difunta esposa y yo con mucho esfuerzo; fui soldado, policía, obrero y con mucho trabajo e ilusión trabajábamos y juntábamos dinero, ahorrábamos peso por peso; así construimos esa casita” –señala apuntando con el dedo de la mano derecha hacia una casa derruida-, creo se hundió porque estamos en parte baja de la ciudad –agrega-.

Cuando empezó a hundirse el piso de mi casita me preocupé, porque ya tengo casi 94 años de edad y no tengo la fuerza de un joven, así que fui a ver al gobernador en la audiencia, ordenó que vinieran a ver mi casita; cuando vino el Arquitecto de la SEDETUS me dijo que ya no se podía componer, le tomó fotos a mi casita y se fue, eso me oprimió. Me quedé triste; regresaron días después y me dijeron que el gobernador dio la orden de construir otra casa nueva, y ya están trabajando”.

“Estoy que brinco de alegría, si tuviera alas para volar, volaría a donde está el gobernador para decirle, gracias por esta casita que me están construyendo”, expresó don Pedro Vega Jiménez, quien a sus casi 94 años de edad, mantiene la alegría y esperanza de contar una vivienda donde pueda vivir con dignidad.

La vivienda de Don Pedro Vega Jiménez, es parte del nuevo Modelo de Prevención del Desorden, Violencia y Delincuencia. Otorgar Vivienda Digna con todos los servicios básicos a adultos mayores, permite elevarles su calidad de vida.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*