“Pruebas” de la penetración de los carteles en la vida económica de Quintana Roo, revela columnista

en ACTUALIDAD

“Pruebas” de la penetración de los cárteles en la vida económica de Quintana Roo, revela columnista

Chetumal, Quintana Roo.- El poder de las mafias locales y la penetración que han logrado en la política y la economía del estado de Quintana Roo pueden trabar por largo tiempo el proceso de desarrollo del estado. así lo revela hoy en su columna el exdirector del diario El Universal, Roberto Rock.
El reconocido periodista y director del sitio Web “La Silla Rota”, Roberto Rock señala en su columna Expediente publicada en el diario El Universal que hay “reportes y registros fotográficos que dan cuenta de la penetración lograda por cárteles de la droga en el corredor Cancún-Playa del Carmen, en Quintana Roo”, en el que participan políticos municipales, empresarios ligados al sector inmobiliario e incluso a directivos de medios de comunicación frecuentando domicilios de narcotraficantes en la zona.
La información del exdirector de El Universal sugiere que grandes cantidades de dinero han sido “blanqueados” y que aparecen en esos reportes como base para el desarrollo de hoteles, centros comerciales y zonas residenciales.
El columnista asegura que el grupo criminal llamado “Los Pelones” usan a la policía militar para resguardar el trasiego de drogas y otras operaciones.
Como parte del combate a estas prácticas, el gobierno de Carlos Joaquín ha puesto en marcha un mando único bajo control estatal del secretario de Seguridad Publica, Alberto Capella, quien cuenta con el respaldo de la Marina.
Gran parte de esta descomposición, escribe el periodista, se debe a que “el anterior gobierno, que encabezó el priísta Roberto Borge, decidió virtualmente extinguir a la policía estatal, lo que puso el sistema de seguridad de la entidad en manos de las corporaciones municipales, las más expuestas a la cooptación por parte del crimen”.
También se señala en la columna periodística que durante la administración de Borge Angulo, “los escasos esfuerzos de seguridad estatal se concentraron casi exclusivamente en la capital, Chetumal, lo que mandó la señal de que el resto del estado podía pudrirse, incluso la zona Cancún-Playa del Carmen. Los reportes disponibles revelan que de los pocos policías estatales que ahora patrullan la zona, en su mayor parte son originarios de Chetumal”.
El golpe que alborotó el avispero y que se dejó ver tras la postulación de Pérez Abarca como Secretario de Seguridad Pública municipal de Bento Juárez y el paro de labores de varios policías que se oponían a ello es un indicio de como las cosas están en Quintana Roo.
Roberto Rock revela que la noche del martes 6, “una reunión de mandos locales, federales y militares sopesó el escenario de sustituir a toda la policía municipal, pero en la madrugada del miércoles los
paristas —alertados por una filtración sobre lo acordado horas antes— depusieron su protesta”. Ese mismo miércoles la alcaldesa Lezama anunció que suscribió el mando único para contar con una estrategia integral ante el crimen.
Al final, existe un proceso de investigaciones judiciales a una treintena de mandos y efectivos de la policía municipal de Cancún. “En las pesquisas ha
sido incluido al menos un regidor del nuevo gobierno municipal”, señaló el columnista.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*