Jorge Brizuela choca en Gran Coral, amenaza al personal y huye sin pagar.

en PLAYA DEL CARMEN

Playa del Carmen.- Un acto de prepotencia protagonizó ayer el venezolano Jorge Luis Brizuela Guevara con sus escoltas, en el club de Golf “El Coyote” que se encuentra en el hotel Gran Coral Riviera Maya, donde después de amenazar a un gerente y a un caddy, generó una fuerte movilización de policías e inspectores con un reporte falso sobre una fiesta inexistente.

Según trascendió y posteriormente se confirmó, Jorge Luis Brizuela llegó con sus escoltas al lugar, donde se dedicó a jugar golf. Ya con algunas copas encima y presumiéndose amigo del gobernador conducía un carrito eléctirco de manera irregular, chocando con otra unidad, lastimando así a o otro conductor.

Brizuela Guevara, siguió su camino, ignorando lo sucedido, pero el carrito de golf que le habían asignado, con valor de 12 mil dólares, se descompuso, incluso perdiendo las llantas, por lo que solicita otro. Un caddy acudió al lugar con otro vehículo, pero se percata del daño causado a la primera unidad, notificando al gerente.

El influyente operador político entonces intentó abandonar el lugar, pero fue interceptado por el gerente, quien le mencionó que había chocado un carrito y que debía hacerse cargo de los daños. Entonces, Brizuela montó en cólera y empezó a insultar al trabajador, llamándolo “gato”, e indicando que él es “alguien con quien no meterse” y que ese sería su último día laborando en el lugar, en el altercado en algún momento sus escoltas desenfundaron un arma para impedir que uno de los empleados grabara con su celular los hechos, sin embargo él sí grabó al gerente a quien amenazó de que sería su último día ahí y en al menos diez veces le dijo “no sabes con quien te estás metiendo”, según testigos en el lugar de los hechos.

Finalmente, se retiró del lugar, pero al poco tiempo se generó una fuerte movilización por parte de la Policía Municipal, Estatal, inspectores de Fiscalización de Solidaridad y de la Secretaría de Finanzas y Planeación del estado, pues este influyente personaje había ingresado el reporte de que en el lugar había una fiesta con 200 personas, lo cual resultó ser mentira.

Al momento de la inspección, personal del condominio Gran Coral se negaba a dejar pasar a los policías, por no traer orden judicial, pero al llegar fiscales del Ayuntamiento de Solidaridad y personal de SEFIPLAN, aceptaron permitirles pasar a inspeccionar el lugar, constatando que no existía tal reunión.

No sería el primer escándalo en el que se envuelve este operador político, quien ha sido acusado de recaudar fuertes sumas de dinero durante la campaña para la gubernatura, montos por los que nunca respondió, también ha sido acusado de agredir físicamente a un periodista y mandar levantar a otro.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de PLAYA DEL CARMEN

Ir Arriba