Los mayas vuelven a ver a su gobernador tras un año de COVID-19 que ha matado a 2443 Quintanarroenses

en Quintana Roo

Nuevo Israel, municipio de Felipe Carrillo Puerto.- En Nuevo Israel el gobernador Carlos Joaquín entregó la estufa ecológica numero 13 mil 300 y el piso firme 3 mil 79, beneficiando a igual numero de familias.

Es una gira con sol a plomo. Carlos Joaquín equipado con su gorra 🧢 y chaleco color beige al estilo siervo de la nación en versión joaquinista con un color más cálido a la vista y su tapa bocas va exhortando a los mayas mayores de 60 años a vacunarse, aún quedan dosis en este municipio, cuya logística de aplicación y transporte a Felipe Carrillo Puerto corresponde a los siervos de la nación de AMLO, dice el gobernador flanqueado por la secretaria de Finanzas, Yohanet Torres.

“Desde el primer día de mi gobierno me comprometí a combatir la desigualdad, por lo que hemos beneficiado a 3,079 familias con la construcción de pisos firmes y a más de 13,300 familias con estufas ecológicas. ¡Y vamos por más!”, dice el mandatario con 2 años más que le faltan en el poder. Junto a él camina  su amigo y hermano, el diputado Pedro Pérez.

Santa María Poniente, municipio de Felipe Carrillo Puerto. La Suburban blanca devora los kilómetros de pavimento hasta llegar a Santa María Poniente.
Es emblemático este sitio porque en su gobierno se propuso hace 4 años dar infraestructura urbana a 300 pueblos en Quintana Roo y este pueblo tiene otra imagen con su domo público, juego infantiles, kiosko y alumbrado. El gigante árbol del pich es testigo de este cambio de imagen y los niños, pues los champales muy felices. Con algunas obras más y llega Carlos Joaquín a su meta.

Chunhuhub.- “En 4 años de gobierno hemos creado 103 kilómetros de caminos saca cosechas en beneficio de 1500 productores del Estado”, dice Carlos Joaquín al inaugurar el camino sacacosechas de Tampak, el sacbé a maquinaria. Aquí al menos 50 campesinos y sus familias podrán sacar sus cosechas y llevarlo al pueblo.

Es el último punto en Chunhuhub, una gira donde los mayas vieron a su gobernador luego de un año justamente del inicio del COVID-19 donde la pandemia ha enfermado a 20 mil 617 y matado a 2 mil 443 quintanarroenses de todos los estratos sociales, 70 muertos ha aportado en su cuota apocalíptica la Zona Maya.

“Me dio mucho gusto visitar a Doña Jacobita y a su esposo Don Teodomiro para entregarles una estufa ecológica y ver el piso firme que les construimos para mejorar su calidad de vida. Agradezco su calidez y el haberme abierto las puertas de su hogar”, dice el gobernador.

El COVID-19 no logró parar las obras en Quintana Roo. Hay vida por delante.

Los mayas le dicen adiós. Quedan pendientes aún, por ejemplo, la cocina de doña Margarita que está sin techo y la lámina de su hijo, para llevar a su esposa y dejar de pagar la renta.

Colorado por el sol en su pelona y su playera negra por el luto político de quedar fuera de la contienda electoral para su reelección, José Esquivel camina con su tesorero Melchor Gómez y escribe más tarde en sus redes sociales:

“Acompañe al Gobernador del Estado en su gira por nuestro municipio.
✅ Se entregaron pisos firmes en la comunidad de Nuevo Israel.
✅ Entregan de cancha de usos múltiples y espacios de esparcimiento en la comunidad de Santa María Poniente,
✅ Caminos saca cosechas en la alcaldía de chunhuhub
✅ La supervisión del programa de permacultura en la alcaldía de chunhuhub.
Estas acciones son de grandes beneficios que buscan disminuir la brecha de la desigualdad social y generar mejores oportunidades para nuestros habitantes”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*