Empresario protesta por presunto corte injustificado de la CFE

en ACTUALIDAD

Empresario protesta por presunto corte injustificado de la CFE

AGENCIA SIM

Chetumal.- Con una protesta pacífica, un ciudadano denunció que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) le cortó su servicio de manera injustificada, pese a que intentó arreglar la situación decenas de veces para evitar la suspensión del servicio; acusó además a los empleados de la CFE de pedirle una “mordida” para no proceder.
Luis Ortiz Cardín, empresario chetumañelo y ex dirigente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en la capital del estado, señala que tiene documentos que prueban que no tiene adeudo, pese a lo cual no le han reconectado el servicio.
“Vine a pagar y no me reconectaron; estuve dos días y nada. En mi primera visita a las oficinas de Insurgentes me dijeron que no me podían reconectar, a pesar de que ya estaba la orden, porque aún debía dos documentos, lo que ya les comprobé que no era cierto”.
El chetumaleño aseguró que quienes le atendieron efectivamente verificaron que no había adeudos, y que le dijeron que les extrañaba que no le recolectaran el servicio.
“Generaron una segunda orden de reconexión, esperé dos días; luego la tercera y esperar dos días más; y además la cuarta. Ya para la cuarta ya empecé a contactar otras instancias. En total llevo más de 40 acciones entre visitas a oficinas, llamado telefónicas al 071. Ayer ya me decidí y emití un mensaje al órgano interno del CFE, otra a la CFE peninsular, a la Función Pública y seguiré hasta donde sea necesario”.
Luego de que Ortiz Cardín se instalara con sus pancartas afuera de las instalaciones de la CFE, salió un empleado de la empresa productiva del estado a invitarle a arreglar la situación, pero no consiguió más que una nueva orden, lo que el afectado rechazó.
“No quiero una nueva orden, sino darles las gracias cuando me reinstalen el servicio”, aseguró.
Menciona Ortiz Cardín que su vivienda es la misma que ha habitado durante los últimos 50 años, que al lado esta su negocio, el cual lleva 10 días inoperante. Y que además no hay ninguna dificultad técnica que impida la reconexión, pues vive a unas cuadras.
“Mi sospecha es que todo se debe a que me negué a darles para el refresco desde un inicio. Y por eso se ha complicado todo”, declaró.
Los adeudos que le señalaban correspondían a los meses de siembre de 2017 y enero de este año. El afectado demostró que no tiene deudas con la empresa.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*