El Fiscal acusa a un inocente: esposa de Alfredo N.

en ACTUALIDAD

El Fiscal acusa a un inocente: esposa de Alfredo N.

AGENCIA SIM

Cancún.- La esposa de Alfredo N., a quien la Fiscalía General del Estado detuvo como el presunto responsable del asesinato de Javier Rodríguez Valladares y de otra persona más, exige que dejen en libertad a su esposo, pues no hay evidencia de que él sea quien disparó contra las dos víctimas.
Dalia fue quien difundió ayer un video que demuestra que su esposo se encontraba en su negocio al momento de los disparos, pues ella es propietaria del restaurante Mr. Bean, ubicado en avenida Palenque, justo a la vuelta de donde ocurrieron los crímenes
“Con el video yo demuestro que mi esposo es inocente. Y todos los que estuvimos aquí lo sabemos y lo apoyamos y vamos a estar con él en todo momento para demostrarlo”, aseguró ella en entrevista radiofónica para QFM.
Comenta que el video que publicó en redes sociales ya forma parte de los elementos presentados para la defensa de su esposo.
El video en cuestión muestra al personal de Mr Bean, incluido a su esposo, en el local, haciendo sus labores o descansando. De pronto, todos huyen hacia el interior de la tienda, preocupados y se asoman por la calle. Es el momento de las detonaciones. Acto seguido, Alfredo N., que es policía municipal, sacó un arma de fuego y se asomó a ver lo ocurrido.
Presuntamente, una persona vio al comerciante con el arma en la mano, lo que habría resultado en su detención. Sin embargo, existen múltiples testigos que lo vieron en la tienda al momento de los disparos, cosa que los investigadores sabrían si hubiesen indagado a fondo.
“Me gustaría decirle al señor fiscal que juzga injustamente a una persona, porque él no tiene ninguna prueba con la que pueda sustentar la culpa de mi esposo. No puede agarrar una declaración de una persona equis y sustentar en eso su investigación”, aseveró Dalia.
La señora recalcó que su esposo es un elemento de la Policía Municipal y que se encuentra asignado al cuidado de una persona. Y debido a que debe acudir como escolta de la persona su cuidado en el momento que se le requiera, es que tiene su permiso de portación de arma las 24 horas del día.

EL DÍA DE LOS HECHOS
Sobre el día en que se dieron los hechos, el pasado 29 de agosto, la señora comentó que a las 5 pm ellos dejan de dar servicio al público, y que comienzan a hacer corte de caja, limpieza, recogen mobiliario, bajan cortina y se van. Sin embargo, ese día tuvo una fuga de agua y llamó a un plomero, por lo que a la hora en que sucedieron los hechos seguían ahí.
“Mi plomero aún no terminaba de trabajar y fue cuando escuchamos las detonaciones. Yo estaba con mi esposo en la barra como se aprecia en el video. Estoy con él, platicando, viendo el teléfono, mis empleados y repartidores nos esperan en la parte de afuera del restaurante. En esos momentos comenzamos a escuchar las detonaciones de arma de fuego”, detalló.
Y prosigue. “Nos asustamos, nos metimos todos al local; yo logré escuchar entre 10 y 12 disparos aproximadamente; en ese momento salimos; yo pensé que era un tiroteo en la avenida. No me imaginé que fuera a la vuelta; mi esposo me dijo “no salgas”; él se regresa, se mete al mostrador, agarra su arma y marca al 911. Nadie le contesta al 911 y entonces le marca a sus compañeros de Seguridad Pública”, continúa.
En ese momento es cuando dejan de escucharse detonaciones, y ven cómo sale un carro gris con vidrios polarizados quemando llanta, ahí es cuando su esposo y los empleados se acercan y se dan cuenta que hay dos personas sin vida.
“Ya él se acerca a donde están los dos cuerpos, uno frente al otro, había dos señoras llorándole al muchacho de rojo; yo vi que mi esposo estaba ahí y le pregunté a las muchachas si los conocían, dijeron que no salieron corriendo”.
La señora también relata que cuando ella y su esposo se encontraban junto a los cuerpos fue cuando vieron llegar a la patrulla en donde venía el compañero de su esposo, así como una persona corriendo con cámara y teléfono, quien cree en un periodista. Y ya fue cuando les pidieron que se retiraran.
Destaca que en ningún momento su esposo accionó su arma, y que las pruebas que le hagan así lo demostrarán.
Es decir, de acuerdo con lo comentado por la propietaria de Mr. Bean, la Fiscalía no solo estaría deteniendo a una persona que no tiene nada que ver con los hechos, sino que incluso fue quien solicitó la ayuda tras el doble asesinato.
Sobre si él como elemento en activo tendría que haber formado como primer respondiente, la señora Dalia afirma desconocer cómo es ese procedimiento.
“A mi esposo lo tienen aislado, lo están tratando como un vil delincuente. No me dejan hablar con él, no me dejan entrar con él”, se quejó.
Aseguró que vecinos y testigos, el policía a quien llamó su esposo y otras personas los apoyan y confían en que pueda salir libre, pues el video demuestra que él no fue quien disparó.
“Lo peor es que cuando lo detuvieron iba con mi hijo de 12 años y un compañerito. Mi hijo me llamó para decir que dos carros se les cerraron, que bajaron a su papá a la fuerza, lo agarraron del cabello y se lo llevaron. Y otro policía condujo el vehículo con los niños. Cuando llegué los niños estaban en llanto, además con la pena con la otra familia”.
Agradeció el apoyo de la gente en la calle y en las redes sociales, de los medios de comunicación. Y que espera que esto se resuelva de manera favorable.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*