La Secretaría de Educación rechazó el predio en Ciudad Mayakobá: Cristina Torres

en ACTUALIDAD

AGENCIA SIM

Playa del Carmen.- Fue la Secretaría de Educación la que indicó que rechazó la construcción de una escuela en Ciudad Mayakobá, justificó la presidenta municipal, Cristina Torres Gómez, quien indicó que el Cabildo votó por vender este terreno, para que con este dinero se adquiriera otro predio donde sí se pueda hacer este centro educativo.
En entrevista, la edil solidarense negó que se hubieran destinado recursos humanos o económicos en este proyecto de colegio particular, actualmente ingresado ante la Semarnat por el Ayuntamiento para obtener los permisos ambientales.
Explicó que al venderse de regreso el predio a Mayakobá, se puso como condicionante que no podía modificarse el uso de suelo, motivo por el que tiene que hacerse una escuela en el lugar. Al no aceptarla la Secretaría de Educación, se hará una privada.
Por fuera de desarrollo, se adquirirá un terreno para hacer la escuela pública, abundó.
Sobre la renta de espacios en el parque, prevista en la manifestación de impacto ambiental ingresada, Torres Gómez señaló que, por el acuerdo tomado por la administración anterior con el desarrollo, se creará un patronato que maneje el parque, y será éste el que podrá rentar los espacios. Este será un tema para la administración municipal que le corresponda inaugurar el parque.

TERRENO EN MÉRIDA
Sobre el terreno que la edil compró en Mérida, a un valor de 2 millones de pesos, aseguró que fue debidamente declarado en su momento, pero que surge ahora porque este año se hizo la inscripción ante el Registro Público de la Propiedad y Comercio.
Aseguró que el terreno fue pagado a plazos, directamente con la desarrolladora, motivo por el que figura como hecho en un pago.
La presidenta municipal defendió la compra, pues dice que cuenta con suficientes ingresos para hacerlo y que en su declaración fiscal están las copias de los cheques.
“Es una interpretación dolosa”, alegó, indicando que es un “golpeteo” esperado, aunque sin mucha razón.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*