Logran administradores de Bioparque evitar invasión

en ACTUALIDAD

AGENCIA SIM

Playa del Carmen.- Sujetos, con un supuesto permiso municipal, ingresaron con maquinaria pesada al Bioparque Lu’um Balam Rancho San Miguel, junto a la carretera federal, entre Xpu Ha y Akumal, y procedieron a derrumbar árboles, el pasado 3 de septiembre. Los administradores fueron ignorados por las autoridades, pero apoyados en ciudadanos y con insistencia ante instancias estatales, frenaron lo que ellos llaman un “despojo”.
José Antonio Balam Pool, administrador del Bioparque, relata en entrevista lo sucedido ese día en el predio que asegura es de su propiedad.
“La situación es que el día lunes 3 de septiembre, como a las 10 horas, una de las personas que nos apoyan me comentó que había maquinaria abriendo un camino, al lado del vecino. Yo acudí, pero antes que nada le hablé a mi vecino para saber, si metía maquinaria, lo que negó. Al llegar vi que estaban dentro del bioparque”, relató.
Balam Pool afirmó que vio que tenían una tenaza, con la que habían cortado todo el alambre de púas y derribaron los muros de concreto que existían y ya habían devastado más de ocho metros de ancho al inicio y luego lo ampliaron como 10, y avanzaron como 30 o 40 metros hacia el fondo.
“Al operador le exigí que dejara de desforestar. Paró, pero me dijo que a él lo contrataron. Y dijo que vendría otra persona”, recordó.
Efectivamente, al poco tiempo apareció un hombre que se identificó como el responsable de obra, aunque no quiso dar su nombre. Mostró unos documentos, supuestos permisos municipales, pero no permitió fotografiarlos o verlos a detalle. Sólo le quedó grabado un nombre:
José Luis Quiñones.
“Pon tu denuncia; acude a las instancias legales”, le dijeron a Balam Pool.

NULA RESPUESTA DE AUTORIDADES
Tras ver que fue ignorado y que los trabajadores pensaban proseguir con la deforestación fue que llamó a la Policía.
Comentó que la Policía Municipal se presentó, pero sólo a observar, también invitándolo a poner una denuncia.
Al acudir al Ayuntamiento, le dijeron que ellos no habían emitido ningún permiso. Acudió a Desarrollo Urbano, le mostraron un plano donde se daba cuenta del permiso de José Luis Quiñones. Pero no le dieron más datos, “porque es información confidencial”.
Por separado, la Dirección de Ecología primero negó, pero luego confirmó que había un permiso, pero sin brindar otro detalle.
Frustrado, el afectado recurrió en el frente “Emiliano Zapata”, compuesto de 200 personas que cuidan 17polígonos.
El día 4 acudió junto con varias personas para defender su terreno e intentar sacar a los supuestos invasores. Nuevamente, llamó a la policía, que no quiso intervenir. Sin embargo, llamaron a la Policía Rural, la cual dialogó con estas personas, quienes al parecer son solo trabajadores.
Finalmente llego la Policía Estatal, que descubrió que, en contra de lo que aseguraban, estas personas no contaban con la documentación necesaria.
Al momento, estas personas han quedado fuera del predio, e incluso sacaron su maquinaria.
Balam Pool denunció a estas personas por los daños generados a su terreno. Pedía incluso que se retuviera la máquina como pago por los daños originados, sin éxito.
Por si fuera poco, un arqueólogo le comentó que con estos trabajos también dañaron algunos vestigios arqueológicos, por lo que también hay otro proceso abierto ante el INAH por lo ocurrido.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*