Laura Beristain sigue con su berrinche contra Cristina: No le toma protesta a su suplente

en ACTUALIDAD

Playa del Carmen.- El nuevo Cabildo de Laura Beristain Navarrete no permitió que Samaria Angulo Sala tomara protesta como regidora, para suplir a Cristina Torres Gómez, pues la ex edil debió haber tomado protesta y luego renunciar; esto hizo que que los demás regidores del PAN, PRD e incluso el PRI intentaran boicotear la sesión para evitar que se llevar a cabo.
Desde la sesión de instalación, Samaria Angulo se mostró contrariada al no ser nombrada en el pase de lista, pues quiso hablar fuera de turno e incluso intentó ponerse de pie y abandonar el lugar.
Al terminar este acto y pasar a la primera sesión ordinaria, la nueva presidente municipal Laura Beristain Navarrete indicó que quien debía protestar al cargo era Cristina Torres Gómez, para luego renunciar.
Aunque Torres Gómez entregó un documento en que renunciaba a la regiduría, no podían hacerlo válido, pues no tenía cargo aún al que renunciar, pues debía primero protestar al cargo para renunciar.
Como esto no fue así, el lugar queda vacío, y toca al Cabildo esperar 15 días para llamar a su suplente, interpretación que, aseguró, tiene jurisprudencia. Samaria Angulo ni siquiera debiera haber estado en la sesión.
Esto tensó las cosas pues la suplente de Cristina insistió en su derecho de estar en el lugar.
Fabiola Ballesteros, del PAN, pidió incluir en la orden del día un voto para decidir si tomarle protesta a Samaria Angulo, a lo que Beristain contestó que con la ley no se negocia.
Incluso, la presidenta municipal aseguró que el esposo de Angulo Sala amenazó a su abogado, previo a la sesión, al enterarse de esta situación.
El regidor del PRD, Orlando Muñoz, trató de conciliar y lograr que únicamente se abordara en esta sesión la falta de Cristina Torres, para llamar a Samaria Angulo, tomarle protesta y en una segunda sesión, inmediatamente, se abordaran los demás temas del día (nombramientos y reparto de comisiones), lo que tampoco fue aceptado.
Los regidores de Morena insistieron que bastaba con que Cristina Torres apareciera para que tomara protesta y renunciara, además que el documento que la ex edil entregó dató de 24 horas antes, cuando se debió notificar por lo menos con 36 horas de antelación.
Ante esta situación, los dos regidores del PAN, el regidor del PRD y Leslie Baeza del PRI intentaron boicotear la sesión, para evitar que se llevar a cabo. Cabe destacar que el otro priista, Martín de la Cruz, no acudió a la sesión.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*