“El escolta de Laura golpeó a mi esposa”, dice Gerardo Ortega Otero

en ACTUALIDAD

Alusión a escoltas por Gerardo Ortega es magnificado por Beristainistas

Playa del Carmen.- Una alusión a sus escoltas como “gente armada” en el momento del corte de luz y amenazados por Luz María Beristain está siendo magnificado por medios afines a Laura Beristain y pone en la cuerda floja a Gerardo Ortega Otero.

Un video tomado de la sesión de anoche del Cabildo, en el que Gerardo Ortega Otero, esposo de la regidora Samaria Angulo Sala, afirma tener “gente armada” afuera del recinto luego del ataque a su esposa empezó a viralizarse sin el contexto.
El video, de 31 segundos de duración, muestra un diálogo entre el regidor del PRI, Martín de la Cruz, y Gerardo Ortega, en el interior del Teatro de la Ciudad, cuando ya se había tomado la decisión de trasladar la sede de la primera sesión ordinaria de Cabildo, por un estallido de violencia.
De la Cruz está hablando por teléfono, quejándose de que necesitan cambiar de sede pero “no hay nadie afuera” para que los escolte y lleve.
Gerardo Ortega Otero se le acerca e insta a que se retiren, pero el dirigente de la CROC le indica que, aunque él trae personas, ellos (los regidores) son 10.
El esposo de la regidora, que trabaja para el Gobierno del Estado, insiste en que se vayan y le dice que él tiene gente.
“Vámonos, nos vamos en la camioneta. Aquí tengo varios carros y gente también armada”, asegura.
“Si se ponen pendejos, nos ponemos pendejos también”, añade.
Ortega Otero fue acusado durante la sesión y nuevamente hoy, por la presidenta municipal, Laura Beristain Navarrete, de haber amenazado de muerte a su equipo y a sus familias, ello, porque no permitían que su esposa tomara protesta como regidora.
Después, cuando voló una silla hacia la mesa donde estaban los regidores, Ortega Otero se comportó agresivo y en la oscuridad acusó a varios de haber lanzado el proyectil, siendo calmado por su mujer.

Gerardo Ortega señaló al escolta de Laura Beristain de golpear a su esposa y lo subrayó de azul.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*