“Las Virginias” parteaguas en la seguridad de Playa del Carmen

en ACTUALIDAD

Playa del Carmen.- La esquina que ocupaba el Bar “Las Virginias”, donde fueron ejecutadas siete personas el 6 de enero de 2018 y que fue noticia internacional, hoy luce cerrado, abandonado y todavía con los restos de lo que fue la primera cantina en el Fraccionamiento de Villas del Sol en Playa del Carmen.
A un año de la masacre, casi nadie quiere hablar de lo sucedido aquella noche, donde dos sujetos armados “hasta los dientes” llegaron al lugar que se ubica en la avenida “Gavilanes” (Prolongación CTM) con “Pavo Real” cerca del segundo parque de Villas del Sol, otra ciudad dentro de la misma ciudad, para ejecutar a sus víctimas, pues sabían que se encontraban en el lugar celebrando sus logros.
A decir de Miguel “N”, uno de los vendedores ambulantes que se encontraba fuera del terreno donde se instaló una Feria con juegos mecánicos, exactamente frente al bar “Las Virginias” sobre la Prolongación CTM, no lograron escuchar el momento de las detonaciones, sino fue hasta que vieron la movilización policiaca que se acercaron para ver lo que sucedía. Después de conocer las ejecuciones, la Feria se empezó a vaciar y ellos decidieron retirarse del lugar, pues temían que se diera otro ataque. El ataque sembró pánico en la zona, al estar frente a unos juegos mecánicos instalados en un predio colindante al supermercado Chedraui.
Uno de los testigos, Juan “N” relata que los asesinos conocían a sus víctimas, pues se dirigieron exactamente a la mesa donde departían ocho personas, solo que una de ellas en el momento del ataque se fue al baño y milagrosamente salvó la vida. Aunque tres meses después, el 9 de marzo, fue atacado a balazos cuando caminaba por la calle 45 de la colonia “Los Almendros”, por sujetos que se transportaban en una camioneta “Land Rover”; herido, el hombre ingresó a un domicilio ajeno, donde agonizó y falleció, tenía 25 años y se llamaba Alexander C. C.
DETENIDOS ESTÁN EN ESPERA DE JUICIO
Todavía no se cumple el plazo de dos años que dio el juez de control para concluir con las investigaciones y el deslinde de responsabilidades en este multihomicidio; pues hay cinco hombres detenidos y vinculados a proceso.
José “N”, Luis “N”, Jorge “N”, Ricardo “N” y Edgar “N” fueron detenidos en un operativo conjunto de la Policía Municipal de Solidaridad, la Fiscalía General del Estado y la Marina el 7 de enero de 2018. Según la versión oficial, dos fueron detenidos por ir circulando en el automóvil usado para el crimen. Ellos confesaron la ubicación de dos casas de seguridad, las que fueron cateadas y llevaron al arresto de los otros tres; de ser sentenciados recibirán la pena máxima de 60 años de prisión aproximadamente.
En ese entonces, Óscar Montes de Oca, Fiscal General del Estado, dio una conferencia donde ofreció detalles de la detención de este grupo, junto con dos personas más que están en calidad de presentados (posibles testigos).
Según el fiscal, dos personas atacaron el bar “Las Virginias” con armas cortas, dando muerte a siete, mientras otros dos mantenían la vigilancia en el lugar antes, durante y después del crimen; un quinto la hacía de chofer.
¿CONFUSIÓN?
La tesis de la Fiscalía General del Estado es que los victimarios se confundieron en el ataque, pues pensaron que los ahora fallecidos pertenecían a un grupo delincuencial rival que le disputaría la plaza, además que no pertenecen a un grupo de delincuencia organizada, sino que actuaban de manera independiente.
Sin embargo, peritos de la Fiscalía hallaron en el piso de “las Virginias” casquillos de tres calibres, .38 auto, .38 súper y .380, indicativo de que los dos pistoleros usaron tres armas de fuego, al parecer unas semi automáticas de tipo escuadra, aunque múltiples testigos que estaban en una feria de juegos mecánicos frente al bar aseguran haber escuchado intensas ráfagas. Todos los fallecidos recibieron múltiples impactos de bala en la cabeza, tórax, hombros o brazos.
Hay que recordar que tal como había adelantado el Ayuntamiento de Solidaridad, en un tambo de basura en el área de cocina de dicho bar fue hallada una bolsa con marihuana.
URGEN SOLUCIONES EFECTIVAS
Después de las diferencias entre la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Solidaridad y la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del Estado, se logró en agosto pasado entrar al “Mando Único” en los asuntos de vigilancia.
“Por acuerdo con la presidenta municipal (Laura Beristain Navarrete), y con el objetivo de recuperar un ambiente adecuado de paz y seguridad en el municipio de Solidaridad, a partir del día de hoy (6 de agosto) a la seis de la mañana iniciamos con un cambio operativo de mucha trascendencia para este municipio”, dijo en ese entonces Jesús Alberto Capella Ibarra, Secretario de Seguridad en Quintana Roo.


Pero parece que de esa fecha a la actualidad, la inseguridad en Playa del Carmen no le da tregua a los habitantes, así que solicitan la intervención de las fuerzas federales, la Guardia Nacional, la Marina y el Ejército.
“Llegar a Playa del Carmen da miedo. Una cosa es caminar de la carretera federal hacia la playa y otra muy diferente incursionar en la Colonia Ejido; no digamos de los asentamientos irregulares como el de InHouse, donde ni la policía se atreve a entrar”, comenta uno de los testigos de la masacre del bar “Las Virginias”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*