Odeth y Hanna emprendieron un viaje sin regreso a casa

en ACTUALIDAD

El sol aún permanecía oculto, eran aproximadamente las 5 de la mañana, cuando la familia Frutos Chi emprendió su viaje de vacaciones rumbo a Playa del Carmen. Samuel, Herendira, Daniel y Fernanda Frutos Chi abordaron su vehículo Jetta color blanco, en compañía de Odeth y Hana Martínez.

Tomaron la carretera federal con dirección al municipio de Bacalar, era una mañana algo lluviosa, pero eso no impidió que la familia disfrute de su travesía. Todo pintaba para ser un gran viaje.

Sin embargo el destino sería otro, ya que fue a pocos kilómetros de la ciudad de Bacalar cuando inesperadamente un accidente cambió el rumbo de sus vacaciones.

Aparentemente el percance sucedió a causa de que el conductor perdiera el control del volante por el exceso de velocidad y el pavimento mojado, provocando que se saliera de la cinta asfáltica y terminará volcado a un lado.

La carretera estaba solitaria, pero minutos después, a las 5:25, algún trausente reportó a la policía de Bacalar un accidente automovilístico en el kilómetro 12 del tramo Bacalar – Xul-Ha.

De inmediato los elementos identificados como Pedro Nolasco Mejía Euan, Maycon Emel Manrique Padilla, Jesús Alberto Balam Couoh y César Iván Tun se movilizaron con destino al lugar de los hechos; eran las 5:30 cuando arribaron al punto reportado y visualizaron un vehículo volcado a un costado de la carretera.

Procedieron a verificar el suceso acercándose al auto dañado, en ese momento se encontraron con Samuel quien era el único consciente pero asustado por lo que había ocurrido. Los oficiales entrevistaron al joven, el cual mencionó que venía de Chetumal con destino a Playa del Carmen y proporcionó el nombre y edad de los demás pasajeros.

La unidad tenía daños considerables y al interior algunos heridos. Los policías solicitaron el auxilio de paramédicos de la unidad médica GREM, quienes hicieron acto de presencia a las 5:32. Al llegar procedieron a atender a los lesionados pero también confirmaron el lamentable fallecimiento de las jovencitas Oded Martínez de 15 años y Hana Martínez de 16 años.

A pesar de la trágica muerte de las muchachas, los paramédicos debían continuar con su labor y trasladaron al hospital comunitario de la ciudad de Bacalar a la señora Herendida Frutos Reyes de 41 años y la menor Fernanda Chi Frutos de 11 años para su valoración y atención medica.

No quedaba nada más que hacer más que dar parte a las autoridades del deceso de las hermanas Martínez. Siendo las 06:50 horas arriba abordo del vehículo oficial el policía ministerial Ezequiel Román de la Cruz con uno de apoyo y el perito Ariel Arceo Uicab con uno de apoyo a quien se le hace la entrada a las 06:55 horas para el procesamiento del lugar y las diligencias correspondientes.

Exactamente a las 7:35 de la mañana, arriba el vehículo oficial del Servicio Médico Forense, al mando del C. Efraín Poot Ruz, para finalmente proceder al levantamiento y traslado de los cuerpos de las fallecidas.

Tristemente la familia no logró su objetivo pues el destino fue otro, sus frustradas vacaciones acabaron trágicamente con la muerte de sus dos acompañantes, las hermanas Martínez.

Hanna y Obeth eran tan sólo unas jovencitas con un futuro prometedor en el mundo del modelaje, pero hoy han dejado sus sueños para emprender el viaje al descanso eterno.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*