EUA

Murder Hornets: las avispas de 4 centímetros que pueden matar humanos

 

En caso de que el 2020 no fuera lo suficientemente terrible, ahora tenemos a los Murder Hornets, una especie de avispas gigantes que acaba de llegar a nuestro lado del mundo (aunque principalmente a Estados Unidos) y que básicamente son los bullys del reino animal, además de que pueden matar humanos en minutos.

Estos Murder Hornets, que son originarias de Asia y acaban de ser descubiertas por primera vez en América, son avispas gigantes que miden 4 centímetros, van por ahí decapitando abejas (lo que significa que pueden causar caos en el ecosistema) y destruyendo una población de insectos que es indispensable para la supervivencia de los humanos (las abejas).

Muchos animales han encontrado una nueva libertad para moverse por el mundo ahora que los humanos están en casa por la pandemia y la contaminación ha bajado, pero no todos son flamingos inundando los lagos de India, cabras amigables caminando por los pueblos o adorables pingüinos que salen a dar un paseo en los zoológicos cerrados, algunos son peligrosos, como estas avispas que parecen los villanos de una película de Alfred Hitchcock o una adaptación de Stephen King. ¿Recuerdan The Birds de Alfred Hitchcock? Pues ahora imaginen ese escenario de pájaros asesinos que persiguen personas para atacarlas y matarlas, pero con avispas asesinas de más de 4 centímetros (bueno, la buena noticia es que estos insectos no te van a atacar si no te metes con ellos, así que lo mejor es guardar tu distancia, en especial si eres alérgico).

Estas son las avispas más grandes que se conocen en el mundo y, de acuerdo con los expertos de la Washington State University, pueden matar a una persona si la pican varias veces, los que les ganó el apodo de Murder Hornets (que básicamente significa avispas asesinas).

«Son como algo sacado de una caricatura de monstruo con esta enorme cara de color amarillo anaranjado», dijo recientemente Susan Cobey, criadora de avispas del departamento de entomología de la Universidad Estatal de Washington.

Los científicos no saben todavía cómo es que estas enormes avispas con ojos saltones viajaron de Asia a Estados Unidos, pero se cree que pudieron ser transportadas accidentalmente en algún cargamento internacional, estas fueron descubiertas en diciembre, pero ahora despertaron de su periodo de hibernación y están causando caos en los alrededores, y solo se va a poner peor a lo largo del verano.

«Los avispones son más destructivos a fines del verano y principios del otoño, cuando están buscando fuentes de proteínas para criar a las reinas del próximo año», dijo Truscott al WSU´s Insider.

«Atacan colmenas de abejas melíferas, matan abejas adultas y devoran larvas y pupas de abejas, mientras defienden agresivamente la colonia ocupada», agregó. «Sus picaduras son grandes y dolorosas, con una potente neurotoxina. Múltiples picaduras pueden matar humanos, incluso si no son alérgicas».

Una picadura tal vez no va a matarte, pero, por lo que dicen los expertos, es muy doloroso, además, sus aguijones extra grandes pueden penetrar los trajes de apicultura tradicionales, así que los expertos recomiendan que no te acerques si llegas a ver una.

«No intente eliminarlas usted mismo si las ve», dijo el entomólogo Chris Looney del Departamento de Agricultura del estado. «Si entras en contacto con ellas, huye, ¡luego llámanos! Es realmente importante para nosotros saber de cada avistamiento, si vamos a tener alguna esperanza de erradicación».

Estas avispas pueden viajar largas distancias y se cree que la colonia podría empezar a crecer en números entre los meses de julio y octubre, que es cuando están más activas, así que debes tener precauciones, porque no está descartado que puedan llegar a más lugares del continente. (FUENTE:GQ)

Trump calcula muertes de Covid 19 en EUA de 100 mil a 240 mil

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que se vendrán semanas «muy dolorosas» para los estadunidenses; se estima que habrá entre 100 mil y 240 mil muertos por coronavirus en Estados Unidos.

El presidente Donald Trump advirtió este martes los ciudadanos estadunindeses que las próximas dos semanas serían «muy, muy dolorosas», ya que el número de casos nuevos de coronavirus continúa aumentando en Estados Unidos y se estiman hasta 240 mil muertos por la pandemia tan sólo en el país.

«Vamos a pasar por dos semanas muy difíciles», agregó el mandatario estadounidense durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

La Casa Blanca anunció que pronostica entre 100 mil y 240 mil decesos por Covid-19 sólo si se mantiene el distanciamiento social.  La pandemia ha matado a más de mil personas tan sólo en Nueva York y la Gran Manzana está en una carrera contrarreloj para aumentar drásticamente la capacidad hospitalaria antes de que los casos alcancen su pico.

«Quiero que todos los estadunidenses estén listos para los días difíciles que se avecinan«, dijo en un tono grave, al tiempo que predijo que al final de ese período sería posible «comenzar a ver una verdadera luz al final del túnel».

La Casa Blanca estima que la enfermedad, en caso de no tomarse las medidas de restricción aumentarían hasta entre 1.5 y 2.2 millones de muertes. El domingo había mencionado un rango de entre 100 mil y 200 mil fallecimientos.

Sobre la base de estas proyecciones, los expertos de la fuerza de tarea estadounidense han abogado por la continuación de las medidas de contención parcial o total durante 30 días, como lo anunció el domingo Donald Trump, asegurando que tuvieron un efecto positivo.

«No hay vacuna ni terapia mágica, es solo una cuestión de comportamiento», dijo la doctora Deborah Birx, coordinadora del equipo estadounidense de coronavirus.

Comunicado por parte de Julian Lebaron

 

En la mañana del 4 de noviembre de 2019, tres madres en tres vehículos, con catorce niños entre ellas, salieron de LaMora, una pequeña comunidad familiar en las montañas del noreste de Sonora. Dos de ellos para ver a la familia en Chihuahua, y uno para recoger a su esposo en el aeropuerto de Phoenix, AZ. Nunca lo lograron. Fueron emboscados por los carteles mexicanos; fusilado, quemado y asesinado a sangre fría. Eran civiles inocentes, ciudadanos estadounidenses que simplemente intentaban vivir vidas pacíficas.

Durante 11 horas, sus familias en todo Sonora, Chihuahua y el medio oeste de EE. UU. Esperaron con temor y horror ante cualquier noticia de posibles sobrevivientes. El primer vehículo fue encontrado lleno de agujeros de bala y completamente en llamas. Nita y los cuatro de sus siete hijos que había tomado en el viaje fueron quemados en su mayoría cenizas y solo quedaron unos pocos huesos carbonizados para identificar que los cinco habían estado dentro. Al parecer, uno intentó escapar ya que la puerta del pasajero delantero estaba abierta y los restos estaban parcialmente dentro y fuera del vehículo.

En otra parte del camino, a unas 10 millas por delante, estaban Christina, con su bebé Faith en su vehículo, y Dawna con nueve hijos en el suyo. Ambos fueron disparados desde adelante y Christina saltó agitando los brazos para que los atacantes supieran que había mujeres y niños en los vehículos. Ella dio su vida para tratar de salvar el resto. Dawna y dos de sus hijos también fueron asesinados en el tiroteo.

Después de presenciar cómo mataron a tiros a su madre y sus hermanos, el hijo de Dawna, Devin, escondió a sus otros 6 hermanos en los arbustos y los cubrió con ramas para mantenerlos a salvo mientras buscaba ayuda. Cuando tardó demasiado en regresar, su hermana de 9 años dejó a los cinco restantes para volver a intentarlo. Devin llegó a LaMora a las 5:30 p. M., 6 horas después de la emboscada, dando las primeras noticias que alguien había escuchado sobre sus familias y las de Christina.

Los tíos de Devin se armaron con armas y regresaron para tratar de encontrar a los niños escondidos, sabiendo que muchos de ellos estaban heridos. No llegaron muy lejos antes de darse cuenta de que arriesgarían la muerte, ya que había habido disparos continuos durante horas, en todas las montañas cerca de LaMora. El grupo de hombres esperó un momento por refuerzos, y alrededor de las 7:30, encontraron a los niños escondidos. Encontraron al bebé Faith de Christina con el vehículo a su alrededor lleno de agujeros de bala. De alguna manera ella había permanecido intacta y viva. Estaba en el asiento de su auto, que parecía haber sido colocado apresuradamente en el piso del vehículo por su madre para su protección.

La búsqueda no terminó allí. Mckenzie, el niño de 9 años que había ido a buscar ayuda, había desaparecido. Soldados que ya habían llegado, y los hombres de LaMora y pueblos cercanos buscaron durante dos horas en la oscuridad hasta que la encontraron alrededor de las 9:30.

Los cinco de los niños de Dawna que resultaron heridos fueron recogidos por una ambulancia en espera y atendidos en el hospital local hasta que un helicóptero enviado por el ejército mexicano vino a recogerlos. Su padre David, que ya había llegado de Tucson, Arizona, los acompañó para ser transportados en otro helicóptero que esperaba en la frontera de los EE. UU., Para ser transportados a Phoenix.

Devin, su hermano Jake y la bebé Faith de Christina, todos heridos, ahora están al cuidado de sus tías y abuelas en LaMora.

Perdimos 9 hoy. En este momento estamos esperando, por la mañana, respuestas, justicia.

Muerto:

Rhonita Maria Miller 15 de septiembre de 1989, 30 años
Howard Jacob Miller, Jr. 12 de julio de 2007, 12 años
Krystal Bellaine Miller, 25 de septiembre de 2009 10 años
Titus Alvin Miller, 13 de marzo de 2019 – 8 meses
Tiana Gricel Miller, 13 de marzo de 2019 – 8 meses
(Gemelos)
Todos dispararon y quemaron en su vehículo. Solo quedan cenizas y unos pocos huesos.

Padre / esposo es Howard Sr, quien estaba en Dakota del Norte en el momento del ataque. Los tres hermanos se quedaron en LaMora cuidando a los abuelos de Miller: Tristan, Amaryllis y Zack.

Muerto:

Christina Marie Langford Johnson – 23 de noviembre de 1989, muerta a tiros, a 19 días de distancia de 30 años

Sobrevivió:

Faith Marie Johnson, 9 de abril de 2019, 7 meses de edad, fue encontrada en su asiento de auto que parecía haber sido puesta en el piso, por su madre para tratar de protegerla, ilesa,

Muerto:

Dawna Ray Langford, 19 de junio de 1976, 43 años.
Trevor Harvey Langford 4 de abril de 2008 11 años,
Rogan Jay Langford, 17 de febrero de 2017 2.5 años
Todos disparados a la muerte

Sobrevivió
Kylie Evelyn Langford, 8 de marzo de 2005, 14 años – disparo en el pie

Devin Blake Langford, 6 de julio de 2006, 13 años ileso, caminó aproximadamente 14 millas a LaMora para buscar ayuda, después de ocultar su sangrado pero hermanos vivos en los arbustos, y cubrirlos con ramas

Mckenzie Rayne Langford, 12 de enero de 2010, – 9 años – rozó su brazo, enviado por su hermana Kylie para pedir ayuda cuando Devin no regresó lo suficientemente pronto, se perdió y caminó aproximadamente 10 millas, durante aproximadamente 4 horas en la oscuridad antes fue encontrada por los grupos de búsqueda

Cody Greyson Langford, 1 de octubre de 2011, 8 años en la mandíbula y la pierna, su estado era preocupante, pero al final, no crítico

Jake Ryder Langford, 22 de mayo de 2013, 6 años – sin lesiones

Xander Boe Langford, 4 de junio de 2015, 4 – disparo en la espalda

Brixon Oliver Langford, 15 de febrero de 2019, casi 9 meses: disparo en el pecho, herida abierta de carne, bala en la muñeca

 

 

EUA ofrece su ejército para acabar con el narco

Washington.- Donald Trump ofreció su ejército para “borrar de la faz de la tierra” a los carteles de la droga.

“Simplemente esperamos la respuesta del presidente”, dijo Donald Trump.

El mandatario ofreció su ejército luego del asesinato de 9 niños y tres mujeres de la familia LeBaron en los límites de Sonora y Chihuahua, una masacre que ha conmocionado al país.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador contestó en su conferencia de la mañana que agradecía a Trump pero que esto le toca a México resolver. “No podemos resolver fuego contra fuego, no regresaremos a la táctica del pasado de combatir a los carteles”, expresó.

Este fue el mensaje del presidente de los Estados Unidos en Twitter:

“Una familia y amigos maravillosos de Utah quedaron atrapados entre dos viciosos carteles de la droga, que se disparaban el uno al otro, con el resultado de que fueron asesinados muchos grandes estadounidenses, incluidos niños pequeños y algunos desaparecidos. Si México necesita o solicita ayuda para limpiar estos monstruos, Estados Unidos está listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva. ¡El gran nuevo presidente de México ha hecho de esto un gran problema, pero los carteles se han vuelto tan grandes y poderosos que a veces necesitas un ejército para derrotar a un ejército!

Este es el momento para que México, con la ayuda de Estados Unidos, libere la GUERRA a los carteles de la droga y los borre de la faz de la tierra. ¡Simplemente esperamos una llamada de su gran nuevo presidente!”.