Después de varios errores en materia electoral y una cantidad de aspiraciones truncas -solo mesuradas por el hecho de que coordinará la bancada mínima del PRD

en ACTUALIDAD

Después de varios errores en materia electoral y una cantidad de aspiraciones truncas -solo mesuradas por el hecho de que coordinará la bancada mínima del PRD en el Senado-, ahora Miguel Ángel Mancera quiere recuperar cierta centralidad como empresario de medios y por eso invertirá para la creación de un periódico para la Ciudad de México, que llevará el nombre de «En Concreto» y será dirigido por Rubén Cortés, periodista de marcada tendencia anti-Morena.
La redacción estará en el sur de la Ciudad, en las que eran las oficinas personales de Mancera antes de ser Jefe de Gobierno capitalino y la inversión inicial para el primer año ronda los 120 millones de pesos. Una suma impactante para un político que ya no contará con un manejo presupuestal holgado, al que estaba acostumbrado.
LPO pudo saber que ya buscan editores, diagramadores y columnistas. Mancera está por demás entusiasmado con este proyecto y dice que hará un medio crítico con el gobierno entrante de Claudia Sheinbaum. El periódico tendría una sección diaria donde se mencionarían las cosas que funcionan mal en la Ciudad como semáforos, calles con baches o problemas por obras.
Hay que recordar que Rubén Cortés es íntimo amigo de Julián Andrade, el último de los voceros de Mancera, que salió en medio de acusaciones por un no claro uso de la publicidad oficial y contratos de portales que no subían noticias ni actualizaban su web en meses.
Dejando de lado las frases empalagosas o las ideas que dan cuenta de un bajo vuelo intelectual, Mancera y todo su entorno asisten a la hora más aciaga. El periódico, según fuentes del PRD, está concebido como un canal de defensa cuando comiencen las pesquisas sobre el sexenio que se acaba.
No por nada noches atrás, en una cena en Polanco, el gobernador veracruzano Miguel Ángel Yunes dijo que a medida que las promesas de Morena no se cumplan hay tres grupos políticos que deben cuidarse de la prisión: el suyo -a las broncas con AMLO se suman los enojos con Elba Esther-, el de Graco Ramírez y el de Mancera. Uno de los comensales, importante constructor mexiquense, le pidió precisiones sobre cuál era el orden de ese eje de posibles perjudicados. Yunes no se animó a tanto.
Mancera jugó fuerte a que Ricardo Anaya sería presidente e imaginó como posibles escenarios coordinar al Frente en el Senado o bien ser Fiscal General (esto último también creía poder conseguirlo si ganaba José Antonio Meade). La madrugada del 2 de julio ambos caminos quedaron sepultados. A esto se suma el desastre de la elección de Alejandra Barrales en la CDMX (candidatura que él bendijo) y la calamitosa actualidad del PRD, donde es probable que haya que vender edificios para paliar la deuda de 800 millones de pesos.
Con información de: La Política OnLine

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*