Columna Invitada: Pedro Canché. Llega UBER y se come a los taxistas, ¿que deben hacer para salvar el pellejo?

en POLÍTICA

El PRI como columna vertebral de los sindicatos de taxistas está lesionado en Quintana Roo. Ese cáncer símbolo de poder en las elecciones y del saqueo y recompensa discrecional a sus allegados tiene ahora el mejor escenario para darle el tiro de gracia.

Me decía el mismo Erick Castillo que el preso de Panamá otorgó 750 concesiones a los borgistas y solamente 200 a los martillos. Una injusticia para estos choferes que se parten el lomo manejando taxis de los borgistas o socios que acaparan las placas o los verdaderos taxistas que hoy ya envejecidos afrontan las enfermedades crónicas y tienen como sustento solo una placa.

La próxima entrada en vigor en Marzo de la Ley de Movilidad beneficiaría a los que viven realmente del servicio del transporte. A quienes puedan competir. La entrada de UBER es inminente. La entrada de la Ley de Movilidad beneficiará realmente al usuario. Se piensa en el usuario.

 

Estarán los taxis tradicionales que uno los encuentra en la calle. Siempre y cuando no esté lloviendo porque desaparecen o no van por donde uno necesita moverse. Estarán los taxistas privados que cada uno con la plataforma que quiera dará el servicio y hará competencia a los actuales. Cancún no puede quedar rezagado en este tema.

Aconsejo a todos los actores, desde el congreso, taxistas y martillos a esta solución que beneficiará al Quintanarroense:

1-. Que las concesiones de unidades de transporte taxi sean rentadas exclusivamente a personas físicas y paguen al Estado menos que el equivalente que pide la plataforma UBER, un 25% por ciento. El Estado solicitará un 15% por ciento. Menos que la plataforma y que el mercado sea libre. Esta modalidad de renta dará dividendos al Estado. Lo mismo para autorizar concesión a UBER .

 

A).- Que se otorguen de inmediato en renta 8 mil unidades a 8 mil martillos que deberán presentar unidades propias con antigüedad mínima de 3 años y vetando autos bastantes pequeños y mortales como el Tsuru, Smarch, Atos y el I10, por ejemplo.

B).- El otorgamiento de concesiones en los 11 municipios permitirá al mexicano ser el primer beneficiado con la entrada de UBER y dependerá de sus habilidades individuales o de grupo para crear su plataforma o su 050 para llamadas de servicio inmediato.

C).- UBER desaparecerá muy pronto con la creación de nuevas plataformas similares o mejores. Es en sí un monopolio al tener una plataforma y entrar como langostas en cualquier país para llevar el 25% de las riquezas. Quintana Roo es rico con Cancún, Playa del Carmen y Tulum. Ante este panorama el Gobierno del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo deberá también exigirle a la plataforma un pago del 15% al igual que a los nuevos concesionarios y los requisitos en cuanto a qué vehículos puede permitir circular sin poner en peligro a los usuarios. Un concesionario de taxi podrá rentar la plataforma UBER con un 5% y obligarlo a aceptar ese pago por la renta de su tecnología. O con una nueva plataforma desarrollada en Conjunto con Universidades y financiadas por los interesados desplazar a UBER. En este contexto no deben tener miedo a la competencia.

 

2).- Con respecto a los sindicatos de taxistas, otorgar las nuevas concesiones a 8 mil martillos en los 11 municipios, significará quitarles el monopolio. Claro está que de acuerdo a la visión de las autoridades esas nuevas 8 mil concesiones también podría otorgarse a los martillos en la figura de nuevos sindicatos que sean competitivos ante cualquier plataforma ahora o en el futuro. La competencia obligaría a los sindicatos de ahora a dar un mejor servicio y enterrar a ese monopolio que hoy se asusta con UBER. Haber maltratado a los usuarios durante décadas los tiene hoy en la balanza.

En todo caso, permitir que exista un sindicato muy afín a los gobernantes en turno traerá los chantajes y la corrupción que existe en los sindicatos de Cancún y de los 10 municipios más.

A).- Crear un sindicato rosa. Mujeres taxistas que sean las Amazonas del volante y velen por la seguridad del género femenino en un Cancún donde el fantasma del feminicidio acecha como bestia hambrienta.

B).- Hablo por los usuarios, por nosotros y por los martillos.

C).- El gobierno de Carlos Joaquín ordenó no emplacar las 750 concesiones que Borge entregó a sus allegados. Ahí están las primeras gobernador para dárselos a los martillos que hace cola desde hace dos décadas. Como escribí pero que sea en calidad de taxistas privados o nuevos sindicatos…pero a renta del 15 por ciento.

El que nació para Taxista y hace su vida en el volante entenderá esto.

Cuando una concesión se otorga son rentadas o vendidas. A 350 mil pesos. Al final al que se vuelve un negocio de favoritismos.

Carlos Joaquín le buscó una salida salomónica: Librar la figura del Ejecutivo para otorgar placas y dárselos a un comité donde al final él llevará la voz cantante.

Aqui hay propuestas para un mejor servicio al usuario, nuevos empleos e impuestos. Hasta para hacer de la plataforma UBER una anécdota en el transporte.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de POLÍTICA

Ir Arriba