Nos vamos pero seguiremos al pie de lucha para lograr nuestro pago

en POLÍTICA


Los extrabajadores mayas que habían permanecido por más de 3 meses en el kiosko enfrente del palacio municipal de Felipe Carrillo Puerto, manifestándose por no habérseles liquidado una deuda de años por parte del gobierno; se retiraron del lugar mencionado después de que la presidenta municipal, Pauli Perera Maldonado, accediera a liquidar a solo 20 de 64 extrabajadores en un sorteo.
Perera Maldonado fue presionada por el grupo de trabajadores para recibirlos después de muchos intentos para solucionar de la manera más civilizada posible, lo cual lograron al presentarse en los preparativos de un posada organizada por su administración, en la que por fin los citó en el patio trasero del Palacio, donde luego de un convenio donde se sortearía el pago a 20 integrantes de los trabajadores, siempre y cuando se levantara el campamento el día 20 de diciembre que mantenían afueras de la instalaciones del ayuntamiento.
En una improvisada conferencia de prensa por parte del grupo de trabajadores detallaron los hechos que los llevaron a retirarse del lugar. Donde expusieron que se van no contentos en su totalidad ya que no se pagado en su cabalidad la deuda que el gobierno tiene con ellos. Se retiran con la intención de seguir su lucha a través de instancias jurídicas y políticas.
Han declarado que no ha habido voluntad de parte de la presidenta y las autoridades de terminar de solucionar el conflicto laboral, mientras los trabajadores presentaban propuestas de pago, fueron ignorados. Se sienten humillados por no respetar sus derechos y su dignidad al citar un número de 14 personas para liquidarles ante el tribunal de conciliación y arbitraje para luego no llegar a dicha cita.
Tachan de incoherente a la edil Paula, por no recibir préstamos ofrecidos por senadores y diputados debido que ella no quería endeudar el municipio, solo que siempre si solicitó un préstamo por 38 millones de pesos para pagar aguinaldos a su administración. Y es una mentira que los trabajadores se retiren contentos como lo han manifestados en los diferentes medio de comunicación. Aún no se sienten débiles porque los que ya cobraron seguirán apoyando al grupo de los que no han sido pagados.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*